La acumulación de sangre en los tejidos blandos de la pelvis, como puede ocurrir durante el parto.