De hemato- y -oma, f. Med. Pat.

Mancha amoratada o mancha amarillenta que aparece bajo la piel por la acumulación de sangre u otro líquido corporal a consecuencia de un golpe u otra causa (cardenal). En medicina, es una acumulación de sangre en un tejido por rotura de un vaso sanguíneo. En patología, es un derrame o extravasación de sangre de volumen limitado dentro del tejido.
Hay dos tipos corrientes de hematoma caudado por golpe directo o distensión muscular: hematoma intramuscular y hematoma intermuscular; a veces se producen a la vez y se diagnostica por ecografía. Después del tratamiento con descanso relativo y aplicación de hielo, el hematoma pequeño suele desaparecer solo; sin embargo, el hematoma grande puede que no se reabsorba nunca (puede derivar en una fibrosis y la aparición de una cicatriz). Se puede aspirar en condición aséptica, y se ha empleado hialuronidasa para aumentar la absorción de la sangre residual (melanoniquia y hematoma extradural).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.