De hemi- y el gr. gr. γῦρος, m. Bot.

Término utilizado por Desvaux, así llamó al folículo coriáceo o leñoso.