Se aplica, en los dermatófitos, a la célula apical de una hifa que, por división, produce deuteroconidios.