Se aplica a la herida que no rompe la superficie de la piel.