De hétero- y el gr. ῥιζα, f. Bot.

El fenómeno en virtud del cual puede distinguirse en una misma planta dicotiledónea dos tipos de raíces diferenciadas morfológica e histológicamente en consonancia con sus funciones, las raíces fijadoras, que constituyen el sostén de la planta, y las raíces conductoras, destinadas a la absorción y conducción de los jugos nutricios. Concepto y término debidos a Neuber y Tschirch (Flora, 1905), ampliados y enmendados después por Alten, Noelle, Flaskaemper, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.