Del gr. ἑτἑρωσις, f. Biol.

Se dice del aumento en el crecimiento, el tamaño, el rendimiento u otros caracteres en los híbridos sobre los de los padres; fenómeno por el cual los híbridos superan en vigor a sus progenitores. Se atribuye a la compensación de factores semiletales o de menor viabilidad, que en el heterozigoto se cubren unos a otros; o a la reunión de factores de mayor vigor, de efecto acrecentado cuando se juntan; o a la desaparición de reagrupaciones cromosómicas detrimentales de la viabilidad por otras reagrupaciones más favorables. Esta última causa parece ser una de las más importantes: el término se debe a Shull, 1912 (J. H. y S.).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.