De hétero- y el gr. τρἐποω, adj. Bot.

Aunque en general los rudimentos seminales anátropos se sitúan, en relación con la placenta, de manera constante, no ya en una especie, sino a menudo en toda una familia de plantas, se dan casos en que varían, aun dentro del mismo lóculo ovárico, sus posiciones relativas, y se obsrvan formas epítropas junto con otras apótropas. En este caso se dice de los rudimentos seminales que son heterótropos. Se aplica al embrión cuya radícula no se dirige exactamente al micrópilo ni en sentido opuesto a él. La radícula se llama entonces excéntrica. Es término debido a L. Cl. Richard.

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.