En España se ha llamado así al orden de las hidropteridales, considerándolo como categoría de clase y dándole la desinencia propia de los subórdenes.