De hidro- y -terapia, f. Med.

El tratamiento de enfermedad y lesión por medio de la aplicación de agua, en forma de baño caliente, masaje con chorro de agua, etc.: el empleo de agua para tratar trastorno. La hidroterapia se ha empleado con éxito para tratar esguince, distensión, contusión, tendinitis y tenosinovitis. El agua también se emplea a menudo como medio para hacer ejercicio después de una operación, un período de inmovilización o una enfermedad (por ejemplo, el síndrome de cansancio crónico) para que el deportista recupere la movilidad y la condición física. Gracias a la flotabilidad aportada por el agua, este ejercicio impone menos tensión mecánica sobre articulación y hueso que el ejercicio en carga normal. Se suele usar baja temperatura (8-12 ºC) para la hidroterapia inicial de la lesión deportiva, ya que el agua caliente puede exacerbar la hemorragia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.