Del lat. ferrum, m. Quím. Metal. Biol. Med. Dep.

Elemento químico cuyo símbolo es Fe, n. at., 26, p. at., 55,847: su valencia más frecuente es II y III. Es un metal que pertenece al grupo VIII B del sistema periódico y uno de los más abundantes de la naturaleza, si bien raramente se presenta en estado nativo. En forma de óxido, aparece en la magnetita, en el hematite y en la limonita; como carbonato forma parte de la siderita, y la pirita está compuesta por disulfuro de hierro. El hierro se extrae del mineral que lo contiene; no obstante, en la industria solo se utiliza el que poseen como mínimo un 40% del metal. El hierro obtenido en la industria nunca es puro y se utiliza para la obtención de numerosas aleaciones: es el metal más empleado en la industria; aleado con el carbono forma acero y hierro fundido (hierro colado; fundición). Se aplica al instrumento o pieza de hierro, con que se realizaba la operación de marcar ganado, esclavo, etc. (hierro quemador); la marca que con hierro candente se pone al ganado. En otro tiempo se ponía también al delincuente y al esclavo. En la lanza, saeta y otra arma semejante, la pieza de hierro o de acero que se pone en el extremo para herir; el arma, instrumento o pieza de hierro o acero; por ejemplo, la pica, la reja del arado, etc. En biología, en el organismo animal, forma parte de la hemoglobina y juega un papel importante en la síntesis de la clorofila. Es un elemento de traza (elemento esencial) para el organismo vivo. El hierro es un constituyente importante de la hemoglobina y del citocromo, quedando almacenado en el hígado en forma de ferritina: en los animales, la deficiencia de hierro provoca anemia. En medicina, el hierro es un elemento mineral esencial para la salud, componente de la hemoglobina, la mioglobina, el citocromo y otra sustancia química implicada en actividad metabólica vital. La fuente alimentaria del hierro es la carne roja, el hígado, el fruto seco, la nuez, la melaza y la legumbre. La mejor fuente contiene hierro hem (es decir, hierro contenido en hemoglobina) porque el intestino lo absorbe con rapidez. La vitamina C mejora la absorción de hierro, si bien el ácido tánico (es decir, el té) y el fitato (por ejemplo, el pan integral) interfieren en este proceso. En el Reino Unido, el Consumo de Nutriente de Referencia diario para el varón adulto es 8,7 mg y 14,8 mg para la mujer que no tiene gran pérdida por la menstruación. En Estados Unidos, la Ración de Dieta Recomendada es 10 mg para el varón y 15 mg para la mujer. El consumo excesivamente alto de hierro puede dañar el hígado, el corazón y el páncreas. Una deficiencia deriva en anemia, reducción del transporte de oxígeno y sensación de laxitud. El deportista que sigue un entrenamiento agotador puede requerir un consumo más alto de lo normal para evitar deficiencia, aunque la suplementación con hierro para el que no muestre deficiencia no aporta beneficio alguno.

1 comentario en “hierro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.