Med. Der.

El hijo que ha sido tomado en adopción. En derecho, la distinción que una corporación territorial concede a alguien no nacido en su ámbito.