Teol. y Rel.

La persona con respecto a su director espiritual: hijo de confesión.