Se aplica a la receptividad en alto grado, que parece exaltada por la acumulación de determinada substancia en las células circunstantes a las zonas parasitadas, dando lugar a la llamada mancha de hiper-receptividad, halos de hipersensibilidad (ver receptividad e hipersensibilidad) (J. del C.).