Del ingl. hyperalimentation, f. Med.

La forma de nutrición que se administra en una vena. La hiperalimentación no usa el aparato digestivo. Se le puede dar a una persona que no puede absorber nutrientes por el tracto intestinal debido a los vómitos que no se detienen, diarrea grave o enfermedad intestinal. También se le puede administrar a las personas que reciben quimioterapia de dosis alta o radiación y trasplante de médula ósea. Con la hiperalimentación, es posible administrar todas las proteínas, calorías, vitaminas y minerales que una persona necesita: también se llama NPT, nutrición parenteral y nutrición parenteral total.