Med.

La elevación de la concentración urinaria de calcio de causa desconocida, a menudo con formación de cálculos renales.