Med.

El trastorno poco frecuente en el que se forman masas benignas (no cancerosas) en el tejido de los ganglios linfáticos. Principalmente, la hiperplasia angiofolicular linfoide se presenta de dos formas: localizada (unicéntrica) y multicéntrica. La hiperplasia angiofolicular linfoide unicéntrica solo afecta un grupo de ganglios linfáticos en una parte del cuerpo, por lo general, en el pecho o el abdomen y es posible que no cause síntomas. La hiperplasia angiofolicular linfoide multicéntrica afecta muchos grupos de ganglios linfáticos y el tejido linfoide de todo el cuerpo. Puede debilitar el sistema inmunitario y causar problemas como infecciones, fiebre, pérdida de peso, fatiga, sudores nocturnos, daño a los nervios y anemia. Las personas con hiperplasia angiofolicular linfoide tienen un riesgo más alto de linfoma: también se llama enfermedad de Castleman y hiperplasia de ganglio linfático gigante.