La hipersensibilidad iniciada por linfocitos T antígeno-específicos. A diferencia de las formas de hipersensibilidad mediada por anticuerpos, se desarrolla a lo largo de uno o más días y se puede transmitir pro los linfocitos pero no por el suero.