Med.

Se aplica a la hipertermia que sufren los tejidos internos que han permanecido al exterior durante una intervención quirúrgica.