Med.

Se aplica a las presiones arteriales sistólica y diastólica consistentemente por debajo de lo normal (aproximadamente 120 mmHg y 70 mmHg, respectivamente, en un adulto joven).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.