Med.

la intervención quirúrgica en la que se extirpa el útero al tiempo que se realiza una cesárea. Se efectúa con más frecuencia en cesáreas en las que se presentan complicaciones, por lo general hemorragias incontrolables.