Flora Iberica: Plantas sufruticosas, con indumento canescente de pelos estrellados. Cepa ramificada, con renuevos estériles cortos, de crecimiento anual escaso (0,4-1 cm) o medio [1-3(5) cm]. Tallos floríferos de erecto-ascendentes a erectos, simples o ramificados, ± foliosos. Hojas enteras, con limbo atenuado en corto pecíolo, agrupadas en roseta antes de la antesis, en disposición un poco más laxa después, de verdoso- cenicientas a blanco-tomentosas, recubiertas de un conjunto denso de pelos estrellados, aplicados o erectos, entremezclados. Flores en racimos densos al principio de la antesis, a menudo corimbiformes, que se alargan de forma variable durante la fructificación. Sépalos erectos o patentes, los laterales poco o nada gibosos. Pétalos enteros, espatulados, redondeados o truncados en el ápice, blancos o, más raramente, rosas o de color crema. Estambres 6; filamentos sin apéndice, ala o diente, con sección transversal de circular a elíptica, raramente un poco dilatados en la base. Nectarios 4, laterales. Ovario con 2-4 primordios seminales por lóculo. Frutos en silícula latisepta, de elípticoobovada a obovado-orbicular u elíptico-romboidal, con lóculos simétricos –biconvexa o rara vez comprimida (H. purpurea)– o asimétricos –cocleariforme–; valvas reticulado-nervadas, glabras o pubescentes; pedicelos erectos en las infrutescencias corimbiformes, patentes en las racemiformes laxas. Semillas 1-2(4) por lóculo, aladas o marginadas, mucilaginosas o no. x = 16, 15, 14, 11.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.