Med.

El huésped no humano que sirve como medio de mantenimiento de los organismos infecciosos, fuente potencial de infecciones para los seres humanos; los monos salvajes son el huésped reservorio para el virus de la fiebre amarilla.