Del lat. humĭdus, adj. Anat. Geog. Meteor.

Que está ligeramente mojado: acuoso. En anatomía, vulgarmente se aplica al órgano muscular situado en la cavidad de la boca de los vertebrados y que sirve para gustación, para deglutir y para modular los sonidos que les son propios: lengua. En geografía, se refiere a la región, país o clima que tiene mucha humedad o en que llueve mucho. En meteorología, se aplica a la atmósfera que está cargada de vapor de agua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.