Dícese del viento al arreciar hasta convertirse en huracán; hacerse el viento muy fuerte.