Se aplica a cada uno de los veinticuatro husos esféricos, de 15o de amplitud cada uno, en que se supone dividida la superficie terrestre a fin de unificar el cómputo horario dentro de cada huso.