Med.

La ictericia e hiperbilirrubinemia que aparecen en los lactantes en las primeras semanas de vida, debido a la presencia de un metabolito en la leche materna que inhibe la capacidad del niño para conjugar la bilirrubina y transformarla en glucurónido para su excreción.