Se aplica a la fiebre amarilla, enfermedad endémica de las costas antillanas: tifus icterodes.