El autoengaño obsesivo, que se aprecia frecuentemente en los procesos paranoides, de que existen fuerzas o personas extrañas que controlas los pensamientos, acciones o sentimientos de uno.