Capa de suelo en la que han acumulado sustancias o materiales procedentes de otro horizonte.