Med.

El procedimiento para el que se utilizan ondas de luz que sirven para crear imágenes bidimensionales (2D) o tridimensionales (3D) de los tejidos del interior del cuerpo. Una imagen óptica difusa se puede usar para observar el flujo de sangre que llega a los tejidos y medir los cambios en la cantidad de oxígeno en estos. Es posible que esto ayude a señalar las diferencias entre los tejidos normales y anormales. La imagen óptica difusa puede ser especialmente útil para examinar el tejido blando, como el tejido de la mama y del encéfalo. Esta prueba con imágenes está en estudio para ayudar a diagnosticar el cáncer de mama en estadio temprano y otras afecciones: también se llama DOI.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.