Se aplica a la técnica de exploración ecográfica que se usa en el diagnóstico del cáncer de mama para la determinación sin biopsia si una masa es un tumor sólido o un quiste lleno de líquido relativamente inofensivo (high-definition imaging [HDI]).