De inducir; en lat. inductĭo, -ōnis, f. Electromag. Bot.

Acción y efecto de inducir. Dícese del razonamiento que establece una ley general desconocida a partir de la observación de hecho particular o hecho concreto conocido; la forma de pensamiento consiste en estudiar caso particular para obtener una conclusión general. Se opone a deducción. En electromagnetismo, el proceso por el cual el campo magnético creado por un conductor eléctrico provoca una fuerza eléctrica en otro conductor próximo (inducción electromagnética). En botánica, se llama inducción o fenómeno de inducción el que no se produce inmediatamente después del iniciado el estímulo, sino más tarde; ni cesa en seguida cuando aquél deja de actuar, sino que perdura durante un tiempo más o menos largo. Un factor que interviene en la producción de la clorofila, por ejemplo, es la luz; la actuación de cierta radiación fotoquímica es necesaria para que se forme la clorofila, pero, como el fenómeno es de inducción, la clorofila sigue formándose durante cierto lapso, aun en la oscuridad, cuando cesó ya el estímulo. La inducción, fenómeno paratónico, puede ser isógeno si el factor que la provoca es único; cuando varios factores obran de consuno en el fenómeno paratónico, la inducción es hiterógeno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.