Del lat. inertĭa, f. Psicol. Fís.

Flojedad, inacción. En psicología, falta de energía física o energía moral para alterar una costumbre o un modo de actuación. Se aplica a la resistencia pasiva que consiste sobre todo en no obedecer (rutina, desidia). En física, tendencia del cuerpo a oponerse a cualquier cambio de su estado de reposo o movimiento, o preservar su movimiento uniforme en una línea recta, u, propiedad mecánica del cuerpo de no modificar su estado de reposo o movimiento si no es por la acción de una fuerza. La inercia no cuenta con unidad de medida, si bien la cantidad de inercia de un cuerpo es proporcional a su masa. Cuanto más grande sea un objeto, mayor resistencia opondrá a cualquier cambio en su estado de movimiento, bien inmóvil o en movimiento con una velocidad constante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.