Med.

La alteración patológica que se produce en el tejido cerebral que se ha quedado isquémico por falta de sangre. Se produce diapédesis de los hematíes hacia el parénquima del cerebro, produciéndose únicamente una infiltración de eritrocitos, que no producen un auténtico hematoma.