Med.

La infección subaguda o crónica con poca fiebre y sin producción de pus.