El trastorno en el que crecen muchos hongos en ciertas áreas del cuerpo causando síntomas y enfermedades. Por lo general, cantidades pequeñas de hongos viven en la piel y otras partes del cuerpo como la boca, la garganta y la vagina. Algunas veces una gran cantidad de hongos crece en estas áreas y ocasiona infecciones. Las infecciones con hongos también se pueden presentar en la sangre y diseminarse por todo el cuerpo, pero esto es poco común. Ciertos trastornos, como tener un sistema inmunitario débil, diabetes, embarazo, cambios hormonales, tensión y el uso de ciertos medicamentos pueden aumentar el riesgo de infección por hongos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.