Del lat. infusĭo, -ōnis, f. Med. Farm. Teol. y Rel.

Acción y efecto de infundir. Se aplica a la bebida obtenida hirviendo en agua una sustancia vegetal como las flores de azahar, el café, la manzanilla, el té, o el poleo: tisana. En medicina, el método para incorporar líquidos, como medicamentos, en el torrente sanguíneo: también se llama infusión intravenosa. En farmacia, la operación de extraer de una sustancia orgánica las partes solubles, sumergiéndola en agua caliente que no llegue a hervir. En teología y religión, la comunicación de ciertas gracias o privilegios; en el sacramento del bautismo, acción de echar el agua sobre quien se bautiza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.