Del lat. infusĭo, -ōnis, f. Med. Farm. Teol. y Rel.

Acción y efecto de infundir. Se aplica a la bebida obtenida hirviendo en agua una sustancia vegetal como las flores de azahar, el café, la manzanilla, el té, o el poleo: tisana. En medicina, el método para incorporar líquidos, como medicamentos, en el torrente sanguíneo: también se llama infusión intravenosa. En farmacia, la operación de extraer de una sustancia orgánica las partes solubles, sumergiéndola en agua caliente que no llegue a hervir. En teología y religión, la comunicación de ciertas gracias o privilegios; en el sacramento del bautismo, acción de echar el agua sobre quien se bautiza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.