Fisiol.

Dícese de la inhibición refleja de una unidad motora como respuesta a una tensión excesiva en la fibra muscular que inerva; la tensión es controlada por el órgano tendinoso de Golgi. La inhibición autógena es un mecanismo protector que impide que los músculos ejerzan más fuerza de la que los huesos y tendones pueden tolerar. El entrenamiento de desinhibición está pensado para reducir o contrarrestar el impulso inhibidor, con lo cual el músculo puede ejercer fuerza mayor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.