Med.

El injerto de la propia piel, trasplantado de un lugar a otro del mismo individuo.