Med.

El injerto de tejido en el cual no hay infiltración de vasos sanguíneos.