Se aplica al injerto óseo que incluye al periostio que recubre el hueso.