Del lat.immersus. adj. Bot.

Sumergido, abismado. En liquenología, dícese metafóricamente de los apotecios embutidos en el talo. En histología, aplícase a cuanto pudiendo hallarse en la superficie orgánica se encuentre en lo interior de los tejidos; glándula inmersa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.