Med.

La inmunidad de un órgano, tejido o lugar anatómico concreto mediada pro anticuerpos o células linfoides localizados.