La inmunoglobulina que se obtiene de personas no infectadas con títulos elevados de anticuerpos antivaricela zóster (IGVZ; varicella-zoster immune globulin [VZIG]); se puede administrar a las personas expuestas a la varicela para modificar los síntomas de la infección.