Med.

La sustancia tóxica vinculada a un anticuerpo que se adhiere a las células tumorales y las destruye.