Del lat. inoculāre, v. tr. Biol. Med. Sociol.

Introducir un inóculo en el lugar u organismo adecuado. En biología, introducir germen en un substrato cualquiera, aplicar a un organismo o introducir en él, por debajo de la epidermis o en sus tejidos, un germen, por lo común, germen patógeno. En medicina, comunicar por medio artificial una enfermedad contagiosa; introducir en un organismo una sustancia que contiene el germen de una enfermedad. En botánica, en Columela, injertar, esto es, introducir una yema, con sus partes adyacentes, en una planta, con objeto de que prendiendo en ella, brote. En sociología, pervertir, contaminar a alguien con el mal ejemplo o la falsa doctrina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.