Del lat. insectum, y -voro, m. pl. Zool.

Orden de mamíferos de pequeño tamaño, unguiculados y plantígrados, que tienen molares provistos de tubérculos agudos, con los cuales mastican el cuerpo de los insectos de que se alimentan, que se caracterizan por su hocico alargado, dientes numerosos, olfato muy desarrollado, y hemisferios cerebrales casi siempre lisos: por ejemplo, el topo y el erizo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.