Del lat. insidiātor, -ōris, adj. Sociol. y Der.

Se aplica a la persona que insidia: engaño o artificio para hacer daño a alguien.