Del lat. insinuare, v. r. Sociol. y Psicol. Bot.

Meterse sutilmente un sentimiento en el ánimo de una persona; mostrar de manera indirecta intenciones de tener una relación amorosa o sexual. En botánica, se emplea para indicar una penetración lenta y a menudo sinuosa, por entre las partículas térreas, por ejemplo, los pelos radicales; por entre las células, los filamentos micélicos de un hongo parásito, etc. Del tubo polínico, dice Monlau P. F.: “se insinúa más o menos profundamente entre los utriculos estigmáticos”, Richard, Elem. de Bot.; “la célula superior del pedicelo es la que se insinúa en el interior del anteridio”, Reyes, Las earof.

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.